Dramaturgas Chilenas

post-header

¿Eres nuevo aquí y no sabes por dónde comenzar a conocer el trabajo de las dramaturgas chilenas? Preparamos esta guía para facilitar tu acercamiento a nuestras escritoras teatrales y sus obras.

77 obras disponibles para lectura contempla este sitio. Corresponden a la producción de 18 dramaturgas chilenas que realizan su quehacer en la Región Metropolitana. ¿Cómo empezar a leerlas? Preparamos una guía para facilitar tu acercamiento a estos materiales. ¡A leer!

Memoria histórica

Sucesos ocurridos en la dictadura y sus secuelas en el Chile actual es un tópico que ha sido abordado por las escritoras de teatro de nuestro país. Si te interesa la memoria histórica, te sugerimos revisar la obra de la dramaturga Ximena Carrera. En su obra Medusa, la autora narra la intimidad de tres mujeres que pasaron de ser presas políticas a colaboradoras de la dictadura, delatando a quienes eran sus compañeros de militancia. En tanto, en su obra Lucía, Ximena escribe una comedia negra centrada en la viuda del dictador Augusto Pinochet, Lucía Hiriart. En la obra, Lucía llega al edificio del Diego Portales ―ahora un centro cultural― para dar una entrevista a un medio internacional. En ese contexto, Lucía ―quien fue la mujer más poderosa de la dictadura― evidencia que ya nadie la respeta ni venera y se encuentra completamente sola.

En El descanso de las velas, Flavia Radrigán expone las heridas y secuelas de la dictadura a través de dos parejas que viven juntas, estancadas por los traumas de una militancia y de las pérdidas.

Claudia Hidalgo es otra autora que en su producción ha trabajado la memoria histórica. Sin embargo, lo que particulariza su trabajo es la intimidad de los núcleos de violadores de derechos humanos. En Hijos dese entromete en el encuentro de tres hermanos que se reúnen luego de varios años sin verse. El motivo de la reunión es la muerte de su padre, un violador de derechos humanos. En Ese algo que nunca compartí contigo una mujer está siendo acosada por un extraño. Sin entender las razones de esa situación, ha decidido encerrarse junto a su pequeño hijo. Un día llama a su padre, a quien no ha visto en años, para que él le confirme sus sospechas: que la acosan porque su progenitor fue un colaborador de la dictadura que no ha recibido condena.

Las secuelas del modelo político económico que instaló la dictadura es un tema central en Chan! de la dramaturga Camila Le Bert. En la obra el foco está puesto en el lugar que tiene la educación en un sistema neoliberal como el chileno. Un joven regresa al país luego de capacitarse en el extranjero, pero el retorno no es como esperaba ya que sus conocimientos no encuentran cabida en el país y, endeudado y sin posibilidades de ejercer lo aprendido, debe dedicarse a trabajar como guía turístico. Por su parte, Florencia Martínez escribió Tiempos mejores en 2013 y en su obra hace chocar el ideario del país de los años 70 con el de los de la transición democrática. Tota, una ferviente colaboradora del gobierno del presidente Salvador Allende y matriarca de una familia, está en coma en una clínica privada. Sus hijos se reúnen a diario en la habitación de Tota, evidenciando en ese encuentro la contradicción entre el ideario de su madre y la realidad que les toca vivir. La dramaturga Lucía de la Maza escribió Herencia para hablar de todo aquello que heredamos como país. Roberta y Diego son una pareja que transita entre la juventud y la consolidación de su relación. Ambos sin familia, ambos sin historia ni pasado. Ambos para el otro y nadie más. Roberta comienza a trabajar en un asilo de ancianos donde conoce al viejo Werner, quien la empujará a enfrentar una cruel y dolorosa historia familiar ligada a la Venda Sexy, uno de los centros de tortura más terribles de la dictadura.

Feminismos y perspectiva de género

Carla Zúñiga es una autora crucial en el abordaje de las violencias y opresiones que vivimos las mujeres y disidencias. En nuestra web encontrarás Sentimientos, su primera obra con su compañía La niña horrible, en que problematiza los roles y violencias que enfrentamos las mujeres. La protagonista de la obra es Antofagasta, una adolescente que fue grabada teniendo relaciones sexuales con sus compañeros y subida a internet sin su consentimiento. La historia está inspirada en un hecho real que ocurrió en Chile y que significó una inquisición pública para la joven que duró muchísimos años.

En Historias de amputación a la hora del té Carla aborda el estigma que es para las mujeres no ser bellas. Laurita es una niña que padece cáncer, pero la autora plantea que su cáncer es no ser linda. En La trágica agonía de un pájaro azul el tema central es la maternidad y el fracaso. Nina es una mujer de 40 años que quiere suicidarse. Fue madre, pero su hijo murió y no tiene amigos ni pareja. Su madre intenta hacerla cambiar de opinión con ridículos argumentos y acciones. En 2017 escribió Los tristisimos veranos de la princesa Diana, una obra que toma la figura de la Princesa de Gales para problematizar lo que le ocurre a las mujeres cuando salen de lo establecido para su género.

Décimas

Casi la totalidad de la producción dramatúrgica de Carla Valles está escrita en décimas. En El séptimo Urbano utiliza esa forma de poesía en un contexto vinculado con lo indigenista y latinoamericano para narrar la historia de una pareja que no consigue tener un hijo: seis niños llamados Urbano han nacido y muerto en una suerte de maldición causada por un amor entre primos. Posteriormente utiliza la décima en Sazonar. La última Es-cena una experiencia teatral, sensorial y gastronómica que reúne a un chileno y una mexicana en una cena de preparación de tamales en la que los personajes van develando sus tragedias. En Say no more, Carla saca la décima de su contexto tradicional narrativo y lo traslada a la intimidad de un pequeño departamento en el que una pareja padece el fin de su relación.

Chile, un país de desigualdad

Chile es un país con altos niveles de desigualdad y es por eso que este tema ha sido abordado por las escritoras de teatro.

En El Purgatorio, de Marìa Josè Pizarro, un grupo de profesores de una escuela rural esperan al único alumno del establecimiento, develando las precarias condiciones en que se educan algunos niños y niñas y en las que trabajan algunos docentes en Chile. En la misma línea y vinculado a la marginalidad, María José escribió Se-Name, un diálogo entre un pequeño niño, que ha delinquido tantas veces que se encuentra recluido en un centro de menores, y su siquiatra. La violencia y precariedad que ha enfrentado a sus nueve años y las limitaciones de un sistema ineficiente quedan expuestas en este texto. La pluma de María José además resuena y se articula a través del impacto sonoro que tienen las palabras y las expresiones propias de nuestro idioma.

Inspirada también en los centros estatales para las niñeces vulneradas, Hogar, de la dramaturga Karen Bauer, se refiere a la vulnerabilidad y abandono que viven los niños en esos lugares en los que deberían ser protegidos. La autora apuesta por una dramaturgia exigua, despojada y cruel.

En El pago de Chile, Florencia Martínez se sumerge en el mundo de la minería en Chile, para escribir un drama que exhibe las condiciones miserables en que se desarrolla una de las actividades que más riqueza genera  en el país.

Sobre el arribismo de la nueva clase adinerada chilena escribe Emilia Noguera en Proyecto de vida. Alberto y Carolina viven junto a su hijo Luis Alberto en una hermosa casa de un exclusivo nuevo barrio  adinerado de Santiago. Encajan perfectamente, salvo por su hijo que tiene sobrepeso y problemas en el colegio.

Monólogos

Este formato es importante en la dramaturgia de María José Pizarro. En Franco, un carabinero ha sido encarcelado por haber atacado a una travesti. Es un monólogo profundo y brutal que recuerda la historia del crimen, permitiendo conocer además todas las precariedades y discriminaciones que Franco ha enfrentado en su vida. Por su parte, en Soledad, conocemos la historia de Alexandra, la travesti asesinada en la obra Franco.

Hilda Peña es uno de los textos más importantes del teatro chileno reciente. Escrita por Isidora Stevenson, la obra habla de la muerte a través de la pérdida de Hilda Peña, una peluquera que vivía sola hasta que conoce a un niño en la calle y éste se convierte en su hijo. Hilda Peña, que no quería ser madre, pero se convirtió en una, no acepta la muerte de su hijo.

Dramaturgia performática o expandida

En Correo, Paula Aros, busca retomar el intercambio epistolar a través de una experiencia performática, que se presentó inicialmente en la oficina de Correos de Chile, y que se estructura a partir de cartas de importantes figuras y de dinámicas de participación con el público, las ques concluyen con la escritura de una carta para uno mismo al futuro.

Ana Harcha a comienzos de los años 2000 escribió Lulú, un texto coral y fragmentado sobre distintas problemáticas de una mujer que llega a la capital y choca con la cultura y formas de relacionarse. Temáticas como la cultura laboral, la libertad sexual, la falta de capital cultural son algunos de los temas que afloran del texto.

Nuevas miradas sobre los clásicos

Flavia Radrigán escribió su propia versión de El rey Lear de William Shakespeare, centrada en la hija que el monarca exilia. Paula Aros escribió una versión de El Quijote de la Mancha. Se llamó De cómo Don Alonso Quijano o Quijada se convirtió en un caballero andante y actualizó la situación de la obra de Cervantes situándola en una oficina donde Alonso Quijano trabaja hasta que decide revelarse y convertirse en un caballero andante. En clave musical y kitsch, Manuela Oyarzún hizo una versión de Las tres hermanas de Antón Chejov para su proyecto Lágrimas, Celos y Dudas. En la obra Lágrimas, Celos y Dudas deben huir de Chile y emigrar a Rusia donde intentarán retomar su carrera artística. La llamò Las tres hermanastras.

Ciencias y naturaleza

Problemas medioambientales y las nuevas dificultades que trae el avance de la tecnología son un tema que ha comenzado a aparecer en la producción de las dramaturgas chilenas. Manuela Oyarzún escribió Surabai, una obra que se articula a través del concepto de basura. Lucía de la Maza escribió en 2019 La metáfora del agua, texto que aborda la crisis hídrica de la localidad de Petorca a causa del monocultivo de paltas, uno de los productos de exportación estrella de Chile, y las consecuencias ambientales de la labor indiscriminada de la minería.

Réplica, de Isidora Stevenson, aborda el avance de la Inteligencia Artificial a partir del encuentro de cinco personas en un centro de datos. Ninguno sabe por qué está ahí, pero a medida que comienzan a interactuar notan que todos están vinculados a W, un joven adicto a los juegos de realidad virtual que ha desaparecido.

Previous post
Related Posts
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *